El coworking una oportunidad para los autónomos

oposiciones2005022015

Los trabajadores autónomos nunca lo han tenido fácil, pero está demostrado que su actividad empresarial mejora en centros de coworking. Estos centros ofrecen a los emprendedores una serie de servicios tendentes a poder desarrollar su actividad laboral, además de permitir la relación entre profesionales de diversas áreas; de ese conocimiento y contactos finalmente se acaba generando casi de manera espontánea buenas oportunidades de negocio.

Ser un trabajador por cuenta propia no es nada sencillo: la seguridad social corre de tu cuenta y no trabajar o estar de baja implica que no se cobra. Sin embargo el hecho de ser autónomos también es una fuente de oportunidades, y una de las más evidentes son los procesos de coworking.

Por lo general la génesis del coworking se produce en viveros de empresas dónde se reúnen start – ups de diversos sectores. Por lo general la mayoría de las start – ups se encuentran formadas por profesionales autónomos con experiencia que después de años de trabajar por cuenta ajena han decidido iniciar una andadura en solitario.

El coworking está indicado especialmente para los viveros de empresas y autónomos debido a que la creatividad en esos centros de trabajo exuda por los poros de todos los que trabajan en ellos. Muchas veces es del conocimiento casual delante de la máquina de café dónde se generan proyectos interesantísimos que generan negocio por ellos mismos.

Por lo general los autónomos, especialmente los del sector de las nuevas tecnologías, suelen optar por montar la oficina en casa; sin embargo esa opción lo que hace es limitar las posibilidades de mejora laboral de esos autónomos. La mejor forma de mejorar laboralmente tiene que ver con hacer contactos, algo a lo que los centros de coworking son muy tendentes.

De hecho ya están surgiendo, tanto desde la iniciativa privada como desde los organismos públicos centros de coworking en el cual los emprendedores encuentran una serie de servicios – agua corriente, luz, cableado de fibra óptica, servicios fiscales – con unos precios que oscilan entre los 100 y los 250 euros.

Te puede interesar

Escribe un comentario