El Esquema (Parte I)

En esta serie de artículos que hemos estado viendo últimamente, donde la idea fundamental es tener una amplia visión del buen uso de las técnicas de estudio, no podíamos olvidar la técnica más compleja, y que al principio, suele resultar difícil de manejar a gran numero de estudiantes. Como todos sabéis, hablo del ESQUEMA.

Ya hemos visto el subrayado, los resúmenes, y también la síntesis. Todo esto es previo a la realización de un buen esquema, por lo que aconsejo primeramente, realizar la pertinente lectura de los artículos dedicados a tales técnicas.

La RAE (Real Academia Española) nos introduce lo ques será para el estudiante el esquema: Resumen de un escrito, discurso, teoría, etc., atendiendo solo a sus líneas o caracteres más significativos.

Pero hemos de considerar, para diferenciar el esquema del resumen, que buscamos ante todo, organizar el contenido del texto resumido a través de una presentación visual, tal que, permita prácticamente ver toda la globalidad del texto en un sólo vistazo.

Con las otras técnicas, como el subrayado, ya tendremos preparado lo más destacable del texto. Para que lo más importante, las ideas principales, quepan dentro de nuestra representación visual, nos habremos de librar de las ideas superfluas y redundancias. Aquí solo entran las ideas principales y las secundarias a modo de guion, mostrando de alguna manera, como con numeración, el orden en la presentación, y diferenciando también si estamos ante idea principal o secundaria.

Consejos:

  • Selección en cada párrafo del texto, las ideas más importantes.
  • Expresar esas ideas con frases técnicas, concisas y directas.
  • Obviar los adjetivos y las aclaraciones innecesarias.
  • Escalonar el esquema manteniendo el orden según la categoría de cada idea escrita, por ejemplo con numeración.
  • Mostrar la prioridad del título y de las ideas principales rotulándolo con subrayado o con primer orden en la escala del esquema.

La realización de un esquema, aunque es muy laboriosa, ayuda directamente a la retención en la memoria de los contenidos a estudiar posteriormente. Además, es el mejor método para ir repasando exámenes con tiempo, pues para que no se nos olviden los conceptos, viene muy bien ir releyendo el esquema, que si está bien hecho, casi se puede ver todo en una sóla imagen.

Ahora sería conveniente pasar al estudio de ejemplos de tipos de esquemas, que los podremos encontrar en: El Esquema (Parte II).

Te puede interesar

Escribe un comentario