El fracaso escolar influye en el desarrollo de la personalidad del alumno

El fracaso escolar influye en el desarrollo de la personalidad del alumno

El fracaso escolar tiene peso más allá del plano académico en la vida integral de un ser humano. El saber no ocupa lugar, y el desconocimiento cierra puertas en el plano laboral y también vital. El IV Congreso de Educadores Católicos bajo el nombre “Fracaso ¿escolar? De la persona a la plenitud” muestra datos muy interesantes. El nombre del congreso muestra un matiz importante y es que todos los docentes tienen que ver a los alumnos antes como personas.

España es el tercer país de la Unión Europea con mayor nivel de fracaso escolar por detrás de otros países como Malta y Portugal. Un dato poco positivo en un momento en el que la crisis económica también pone en cuestión el sistema educativo puesto que es vital formar a las nuevas generaciones en el valor del esfuerzo como única forma de brillar más allá del talento.

José María Carrera director del congreso afirma: “Los adultos cometemos el error de ver a los chavales como protagonistas de un casting al que tienen que sobrevivir”. Y añade: “el interrogante que ponemos la palabra escolar tiene que ver con el análisis reduccionista que se hace del asunto, ya que suele eludirse la realidad que rodea al estudiante”.

Pero además, mientras que la palabra fracaso suena catastrófica y dramática conviene profundizar en las causas por las que el alumno no logra rendir de forma positiva ante el estudio. A juicio de María López-Ibor: “el alumno no alcanza el rendimiento necesario porque está pasando una mala racha a nivel personal o familiar, por técnicas deficientes de aprendizaje o porque es una víctima de un modelo educativo equivocado”. Siempre existe una razón, sin embargo, muchas veces, no se comprende a la persona en su totalidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario