El horario ideal

Reloj

En anteriores artículos hemos comentado cuales podían ser los días ideales para que estudiáramos, poniendo como ejemplos varias situaciones. Pero por aquél entonces no tuvimos en cuenta un concepto bastante importante: las horas. Y es que, aunque calculemos con mayor o menos aciertos los días para estudiar, también debemos tener en cuenta las horas que le dedicaremos, es decir, el momento en el que repasaremos los contenidos que tengamos.

Aunque parezca una tarea muy difícil, sobre todo cuando apenas tenemos tiempo, lo cierto es que se convierte en algo sencillo, si nos organizamos de forma eficiente. Para poder calcular las horas tenemos que tener en cuenta cuál será el mejor momento para estudiar y, sobre todo, las horas que tendremos libres para poder hacerlo. En cuanto estos dos conceptos coincidan, ya tendremos completada la mitad de la tarea.

Imaginad que por la mañana tenéis que hacer algo, como ir a clase. Pues bien, podéis definir varias horas, durante la tarde, las cuales dedicaréis en exclusiva a estudiar lo que sea necesario. También puede ser al contrario, es decir, que marquemos las horas de por la mañana para estudiar, dejando las de por la tarde para hacer las tareas que tengamos pendientes. Las combinaciones son muchas, por lo que tendremos que calcular los factores que creamos convenientes.

En definitiva, calcular el horario ideal para estudiar no es algo difícil. Lo que sí os recomendamos es que, cuando lo hagáis, os concentréis bastante para no provocar algún fallo que pueda poneros en un compromiso. Recordad que están en juego vuestras horas de estudio.

Foto – Wikimedia
Más información – Fines de semana para estudiar

Te puede interesar

Escribe un comentario