El INEM comienza a administrar las nuevas políticas de empleo

Con el nuevo año se están poniendo en marcha en las oficinas del INEM nuevos servicios para los desempleados que acuden a ellas. La apuesta de ese 2011 es la de mejorar las funciones de los Servicios Públicos de Empleo. Una de las nuevas medidas es la de crear itinerarios personalizados de inserción laboral teniendo en cuenta la situación específica de cada desempleado.

Hasta ahora al INEM se le achacaban ciertos vicios persistentes desde hace muchos años: poca eficiencia a la hora de acercar a los desempleados al mercado laboral, tener una plantilla escasa y que las ofertas de trabajo que gestionaba el servicio eran de poca calidad. Con las reformas de las políticas activas de empleo se pretende lograr que el sistema sea capaz de gestionar las prestaciones no contributivas y asistenciales y sobre todo lograr la inserción laboral de los usuarios del mismo.

Una de las nuevas funciones del INEM será la de gestionar la ayuda para la formación de 400 € para aquellos desempleados que hayan agotado la prestación por desempleo. Para poder optar a esta subvención los ingresos del desempleado no podrán superar el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Este ha sido fijado para el 2011 en 641,40 € por lo que la percepción de la ayuda será para aquellas personas que tengan unos ingresos hasta los 481,05 €.

Al mismo tiempo el perceptor tendrá que participar acciones formativas que puedan lograr que el parado vuelva al mercado laboral. Lo que se busca, a fin de cuentas, es que el perceptor se convierta en sujeto activo en la búsqueda de empleo siendo la fórmula aplicada el aumento de su empleabilidad mediante la formación.

Fuente: Expansión |    Imagen: cdyneycup

Te puede interesar

Escribe un comentario