El Ingenio trabajado lúdicamente

El ingenio nos sirve a los opositores para solventar con la mitad de armas aprendidas una situación que implica usar todas las armas: la que te sabes, y las que no. Se trata de conectar unas ideas con otras, y así llegar a una idea nueva que nos es útil a la par que sorprendente.

Siendo concretos dentro de lo que nos ocupa en este caso: Si en mi temario tengo 25 temas, pero yo sólo me sé bien 20, y tengo la mala suerte de que me toquen los que sólo me he leído por encima, ha llegado la hora de hacer uso del buen ingenio del que os hablo.

Para agudizar el ingenio hay que trabajarlo, ya que no sólo se trata de tener suficiente inteligencia o de ser “avispado”… Se trata de saber enlazar todo lo que sabes de forma creativa, y esos “enlaces” los podemos trabajar con tareas más amenas y lúdicas, que sin darte cuenta y diviertiéndote, te están ayudando a desarrollar esa facilidad para enlazar lo que sabes.

Se me ocurren juegos como:

  • El Intelect o Scrabble, juego de visualizar palabras a partir de letras sueltas. Sin querer estamos ejercitando el ingenio pues todos conocemos la letras del alfabeto y también sabemos numerosas palabras, por lo que estamos desarrollando esos enlaces asociativos que conectan dos cosas conocidas para la creación de una nueva.
  • Juegos de inventiva, como los Creativity’s. Hay varios modelos, dependiendo el área que se quiera tocar, y se trata de convertirse en inventor por un día, por supuesto potenciando el trabajo del ingenio. Sobre estos juegos he encontrado Info aquí: http://www.gronsauer.com/p_juegos_mesa0_desarrollo.html
  • El Pictionary, que busca asociar conceptos a gráficos, a base de la máxima rapidez ingeniosa…

Y tantos otros que nos pueden hacer pasar un buen rato y fomentamos el estímulo de nuestro ingenio.

Así, cuando nos encontremos en la situación que os relataba al principio, podemos con mayor rapidez comenzar a escribir en el desarrollo del tema que poco hemos estudiado: primero lo que recuerdo, por poco que sea, así daremos a conocer que sabemos de lo que hablamos, y luego empezaremos a enlazar sin mucho trabajo todas las ideas que podemos ir sacando de forma global del temario, haciendo un buen barrido y conectándolas de forma coherente.

Todos los temas tienen algo que aportar al que nos ha tocado exponer, falta encontrar ese “algo” y usarlo de forma ingeniosa para poder sorprender a todos los miembros del jurado con la mayor originalidad creativa.

Nos vienen muy bien este tipo de juegos: permiten el estímulodel ingenio y nos desestresan de la situación caótica del opositor… Me está apeteciendo una partida, ¿Jugamos? 😉

 

Te puede interesar

Escribe un comentario