EL MÉTODO E.P.L.E.R para el estudio de oposiciones

Método de estudio EPLER

Una de las claves para mejorar nuestra comprensión lectora cuando estudias es el método EPLER, que te ayuda a comprender mucho mejor o que estás leyendo a la primera.

Te vamos a contar los 5 pasos de los cuáles se compone este método

1) E: EXPLORACIÓN O PRELECTURA

2) P: PREGUNTAS

3) L: LECTURA

4) E: EXPOSICIÓN

5) R: REVISIÓN Y REPETICIÓN

Antes de comenzar a leer, debes hacer un reconocimiento previo, para que a la hora de leer sepas reconocer paso por paso los detalles porque ya contamos con la “visión conjunta y sabemos lo que viene después”.

Entre los principales problemas que tiene cargar demasiado la mente, está el de sobrecargar demasiado con detalles la lectura. Mientras más cosas tengas que asimilar, menos te podrás concentrar en lo que realmente importa.

La prelectura es importante, ya que es la que te da la idea de lo que vas a leer y en la segunda lectura puedes centrarte en los detalles.
Podemos decir que cuando hacemos prelectura, estamos haciendo un reconocimiento de lo que vamos a leer y ahorramos tiempo, porque no tenemos que volver sobre lo que ya hemos leído, principalmente porque volveremos a leer de nuevo.

Si no haces una prelectura, puede que te pierdas muchas ideas que el escritor del libro de estudios quiso puntualizar. Seguro que te suena familiar el momento en el que llevas tres páginas leídas pero te das cuenta que no sabes lo que ponía porque has activado el automático.

Es increíble la cantidad de personas que olvida detenerse en las numerosas indicaciones que el autor, los redactores y el editor ponen en el libro para facilitar el recorrido de la lectura, para indicar las intenciones y las distintas direcciones y usos del texto. En general, el lector poco experto se lanza de lleno a la lectura como el conducto novato que, al tener miedo del tráfico, es presa del pánico y no ve las señales, no para en el STOP, sino que sigue adelante, empujado por el fluir de los coches y sin saber exactamente adónde va. Para cualquier excursión por la montaña usted confiaría en un mapa para estudiar los senderos más cortos o más interesantes que le llevasen a su destino. ¿Por qué no hacer lo mismo antes de afrontar esa tierra desconocida que es un libro nuevo?

Te puede interesar

Escribe un comentario