El opositor sufre esperas indignas

Estoy muy indignada… No me parece lícito moralmente convocar unas oposiciones y que pasen meses, y meses, y meses, y que los admitidos no sepan tras tanto tiempo, cuándo tienen que realizar los exámenes.

No hablo por hablar. Esto ocurre de forma escandalosa en muchas oposiciones convocadas por localidades de provincias de muchas comunidades autónomas, y actualmente hay miles de candidatos a diferentes convocatorias, como por ejemplo a policía local, en vilo y a la espera, desesperados por saber cuándo les llegará la hora. Y esto no me parece bien, pues uno debería poderse programar…

Una programación con su consecuente temporalización es crucial para poder aprender tantos conceptos, para no estresarse, y para llevar las cosas al día… Conozco de casos, que al apuntarse a la oposición, empezaron tan a muerte y contra reloj, que en vistas a que comenzaron a pasar los meses, y ya nada más se supo, les entró tal bajón, que detuvieron su gra progreso y ahora se les ve desmoralizados y con sensación de haber dedicado un tiempo perdido…

Esto ya lo he denunciado en otra ocasión, pero no puedo callarme viendo que todavía no han habido cambios. Es una ofensa contra los candidatos. No hay consideración y no tratan a las personas con la deferencia que se les debe como tales. Esto debería ser contemplado por ley. Debería haber unos derechos del opositor, que en un plazo de tiempo, se les diera la información que merecen conocer, como para cuándo se les espera para realizar todas las pruebas.

Debemos demostrar nuestra indignación. Yo lo puedo hacer a través de mis artículos, pero si alguien sabe de otra forma para mostrar el desacuerdo, le agradecería lo trasmita, porque ¡Ya está bien!  >I

Te puede interesar

Un comentario

  1.   SuKi dijo

    Totalmente injusto, sin duda… 🙁 como tantas otras cosas en el mundo de las oposiciones

Escribe un comentario