El programa ERASMUS cumple 25 años

Mucho ha llovido desde que en el pasado 1987, y con el apoyo de varios presidentes de países europeos (entre ellos el español Felipe González), se puso en marcha el proyecto ERASMUS, y ni mucho menos pudo pensarse entonces que alcanzaría la entidad y prestigio que hoy posee. Y es que el proyecto de movilidad para Universitarios de la U.E. ha seguido una trayectoria ascendente y supone un enorme enriquecimiento, no solo cultural, sino a nivel social para los alumnos participantes.

El programa de intercambio Erasmus

Durante estos últimos 25 años ERASMUS ha podido gestionarse gracias a los diferentes acuerdos entre las instituciones integrantes y, como no, al magnífico apoyo por parte de los estudiantes, cuyo número ha ido creciendo exponencialmente hasta alcanzar la actual cifra de 30.000 anuales solo en España.

Nuestros estudiantes se decantan por países como Francia, Reino Unido o Italia a la hora de realizar el curso en una Universidad extranjera, formación que suele tener una duración desde tres meses (el mínimo establecido) hasta un curso completo.

Cada año, los centros de enseñanza superior participantes del programa ERASMUS abren el plazo de convocatorias para la solicitud de una de las más de 1300 plazas (de media por Universidad) que suelen ofertarse. Los estudiantes pueden escoger hasta 10 Universidades diferentes y pasar por un complejo y minucioso proceso selectivo en el que se valoran aspectos tales como la cualificación en idiomas, el expediente académico o los créditos obtenidos.

Para sufragar los gastos existen, además, las Becas ERASMUS que son proporcionadas por instituciones públicas (entre ellas el Ministerio de Educación) y entidades privadas de crédito. Hay que contar también que las tasas académicas no se pagan en la Universidad de destino.

Un ambicioso proyecto que desde la pasada edición del 2004 ya es poseedor del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Te puede interesar

Escribe un comentario