El síndrome postvacacional podría ser un mito

El síndrome postvacacional podría ser un mito

El término síndrome postvacacional suena con fuerza en esta época del año cuando trabajadores y estudiantes se incorporan a su rutina cotidiana y rompen el ritmo estival con la vuelta al cole. Sin embargo, pese a que este concepto ocupa espacio en los medios de comunicación existen profesionales que lo consideran un mito. Éste es el caso de Natalia Ojeda, profesora de la Facultad de Psicología de Deusto.

Es consciente de que todo cambio supone un esfuerzo pero de ahí a convertir el síndrome postvacacional en una patología va un abismo. Esta profesional afirma que “todos esos síntomas físicos y psíquicos que se han querido agrupar en torno a este supuesto síndrome no dependen tanto de la época del año, como de los hábitos de vida del individuo y de su capacidad para adaptarse a los cambios”.

Según explica Natalia Ojeda, una persona con una buena higiene mental y con madurez, afronta la vuelta al trabajo con la satisfacción positiva de afrontar nuevos retos.

El psicólogo Jerónimo Saiz también afirma que “lo que ha venido a denominarse como síndrome postvacacional es sólo un estado de ánimo pasajero, cuyos síntomas se corresponden con un estado emocional normal”.

En última instancia, se trata de no frivolizar con el tema del síndrome postvacacional porque existen otras patologías emocionales que también están marcadas por la tristeza y la apatía y son mucho más graves. Además, conviene dejar de ver la vuelta al trabajo como una tortura comprendiendo que el trabajo es salud y felicidad.

Más información – Gastos de la vuelta al cole

Fuente – El Correo

Te puede interesar

Escribe un comentario