El sistema de préstamo de libros escolares

Fuente imagen:lalocuevas.blogspot.com

Para facilitar a las familias el cuantioso gasto que supone la compra de los libros y material escolar de cada nuevo curso, algunas Consejerías de Educación de otras tantas Comunidades Autónomas en nuestro país han ido adaptando un programa de préstamo de libros escolares que se va extendiendo poco a poco  al resto de autonomías. Las últimas en incorporarse a este servicio, abandonando el hasta ahora empleado sistema de becas, son Madrid y Castilla La Mancha.

¿Cómo funciona el sistema de préstamo de libros escolares? El sistema de préstamo, en principio, se establece para todos los ciclos de primaria y Educación Secundaria Obligatoria, si bien algunas CC.AA. también integran en el programa al segundo ciclo de Educación Infantil, lo que incluiría finalmente a alumnos con edades comprendidas entre los 3 y los 16 años.

 Los centros escolares han de establecer primero un stock  -o fondo bibliográfico-  en cantidad suficiente como para cubrir la cuantía de alumnos de cada ciclo. Al inicio del curso escolar (o en la fecha establecida por el Consejo Escolar) cada niño recibe del centro de estudios los libros que necesitará durante el mismo, a cambio las familias se comprometen al cuidado de dicho material y a entregarlo al final del año académico. A su vez, entregados los libros en junio, el  alumno automáticamente adquiere el derecho de obtener los del curso siguiente, y así sucesivamente.

Los libros tienen, por lo general, una rotación de cuatro años académicos, estando obligadas las Consejerías autonómicas a su renovación pasado dicho período. En algunas Comunidades los libros de primer ciclo de Primaria se reponen anualmente.

Si un libro sufre algún deterioro, como consecuencia de un mal uso intencionado, antes de extinguir su vida útil, la familia está obligada a reponerlo, pagando su importe.

Te puede interesar

Escribe un comentario