El Subrayado

Hoy os voy a hacer un análisis de una de las técnicas más beneficiosas dentro de lo que es el trabajo intelectual. Me estoy refiriendo al subrayado.

Según el diccionario de la RAE (Real Academia de la Lengua), el subrayado consiste en “señalar por debajo con una raya alguna letra, palabra o frase escrita, para llamar la atención sobre ella o con cualquier otro fin“.

Por lo tanto, nosotros usaremos esta técnica para separar lo verdaderamente importante de lo accesorio. Subrayaremos las palabras clave, las frases y los datos que contengan lo fundamental, para que de un vistazo dirijamos nuestra atención a las ideas principales.

  • ¿Cuándo debemos subrayar? Es una labor que debemos hacer después, o durante, la segunda lectura del texto, aprovechando un análisis de cada párrafo. Buscaremos las ideas básicas y fundamentales que expresa el autor. Esto nos facilitará la lectura comprensiva, el estudio y la elaboración de resúmenes.
  • ¿Qué fases tiene? Una fase mental, que engloba la le reflexión y nos permite discernir. Y la otra fase es manual, materializando lo seleccionado en la fase anterior. Plasmamos en el texto el subrayado conveniente.
  • ¿Qué prevenciones debemos tomar? Hay que distinguir el tipo de texto al que nos enfrentamos. No se hará del mismo modo si el texto es expositivo y académico, que si es argumentativo o un artículo.
  • ¿Cómo? La fase manual deberíamos realizarla con un material que permita correcciones. Lápiz, goma de borrar, regla… Subrayaremos tanto oraciones largas como cortas o palabras clave. Subrayaremos las ideas que veamos importantes, sin importarnos de momento si son principales o secundarias. Más adelante, repasaremos nuestro subrayado con un lápiz bicolor, por ejemplo pondremos de rojo las ideas principales y de azul las secundarias. No es necesario que se pueda leer todo seguido las frases que hemos subrayado. Cuando hagamos los resúmenes podremos poner conectores, nexos y otras partículas que vayan enlazando todas las ideas del subrayado. En el margen del texto subrayado  podemos anotar síntesis muy cortas, como títulos del argumento de cada párrafo. Incluso nuestras anotaciones pueden referirse a opiniones personales que nos trasmitan al releer una idea mental rápida, muy útil en la realización de esquemas y resúmenes.

(Fuente: Treballadors de l’Ensenyament)

Te puede interesar

3 comentarios

  1.   SuKi dijo

    Muy útil este post, Conchi 🙂

    El subrayado es una de las muchas técnicas que podemos aplicar y que será buena en la medida que nos sea útil. Para ello hay que hacerlo como bien dices en la 2ª lectura (no en la primera porque acabaríamos subrayando casi todo) y es muy práctico pasar las ideas subrayadas a un esquema

    Un saludo amiga 🙂

  2.   Conchi dijo

    Gracias Suki por pasearte por aquí, nos vemos, maja!

  3.   ale dijo

    ey soy de de la escuela bravo no es mentira y si no me creen busquenme en la aula 12 gracias de marta

Escribe un comentario