Elegir una oposición

Elegir una oposiciónEn situaciones de precariedad laboral, muchas personas que nunca hubieran tenido como objetivo prepararse una oposición se plantean seriamente intentarlo, en vista de que se trata de una manera segura de acceder a un puesto de trabajo con algunas garantías, entre ellas “pesa” el factor continuidad, ya que quien consigue un trabajo por este método lo hace indifinidamente.

Pero, una vez tomada la decisión toca pensar el tipo de oposición para la que prepararse. En este sentido, hay que tener en cuenta algunos aspectos, para decidir de forma acertada, no olvidemos la característica de “permanente”, por tanto, elijamos bien o mal, será nuestro trabajo para siempre.

  • Lo primero a mirar detenidamente es la titulación exigida para el puesto. Este punto nos permitirá ir eligiendo en función de nuestra formación académica, reduciendo el número de convocatorias para las que realmente podemos estar más preparados.
  • Hay que tener en cuenta la periodicidad con la que se celebran convocatorias en la oposición elegida. Lo recomendable es decantarse por unas pruebas con una rotación importante, que se celebren con cierta frecuencia. Si nos preparamos para una oposición cuya convocatoria se celebra cada año, por ejemplo, nuestras posibilidades aumentan.
  • Con cada convocatoria es importante saber el número de plazas ofertadas, así como la provincia o población para la que se ofertan. Estos datos pueden ser determinantes a la hora de decidirnos por prepararnos por una o por otra oposición. Puede que, dentro de la misma oposición elegida, nos merezca más la pena presentarnos para las plazas ofertadas en una pequeña población que hacerlo para las de una capital de provincia (con más plazas aunque con mayor número de aspirantes)
  • Tener en cuenta que preparar una oposición requiere de tiempo y esfuerzo, lo que quiere decir que durante un tiempo bastante prolongado puede que no podamos plantearnos trabajar, así que será necesaria una reorganización económica para hacer frente a una temporada “en dique seco”.
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Damian dijo

    Muy buen aporte. Los concursos por un puesto en la administración pública no son para nada sencillos de superar, sin embargo vale la pena estudiar teniendo en cuenta los beneficios económicos y sociales de trabajar en el Estado.

Escribe un comentario