Enfrentarse a un test psicotécnico de personalidad en una oposición

enfrentarse a un test psicotécnico de personalidad

De sobra es conocido el hecho de que muchas personas que han superado la parte teórica o teórico-física de una oposición no han terminado aprobando porque no llegaron a superar el test psicotécnico de personalidad.  Y es que tan importante es constatar unos conocimientos y aptitudes físicas (estas últimas en algunas oposiciones) como demostrar que se poseen determinadas cualidades y rasgos de nuestro carácter y personalidad.

Pero ¿ cuál es el motivo para incluir un test psicotécnico de personalidad en una oposición? La principal causa es la de determinar las características personales del sujeto referidas a su temperamento, forma de ser, talante … en definitiva, concretar las aptitudes y atributos de su personalidad. Se busca con esto la idoneidad al puesto de trabajo que se va a desempeñar, no olvidemos que algunas funciones requieren de determinadas capacidades, potencial y disposición natural. Con estos test se busca al candidato ideal al puesto. No se trata, como erróneamente se piensa, de un modo frívolo y a la ligera de eliminar a postulantes que han tenido buena nota y para los que no existe plaza, sino del único medio de conseguir dibujar su personalidad y determinar su capacidad para el puesto.

¿Cómo enfrentarse a un test psicotécnico de personalidad? Hay que tener muy en cuenta que este tipo de pruebas no requieren de respuestas correctas, de elegir una única solución entre 4 supuestos posibles, sino de medir nuestra aptitud y disposición para el puesto en función de nuestro carácter, por lo que ser lo más sinceros posible es lo más importante. Estos test ponen a prueba precisamente nuestra sinceridad, entre otras cualidades, y sin darnos cuenta incidirán varias veces en el mismo supuesto, y rápidamente reflejarán el grado de franqueza que se posee. Has de estar tranquilo y relajado, no es muy recomendable pensar mucho en lo que se responde, hay que ser naturales  pero, siempre -insistimos-  sinceros.

En definitiva, solo por esta vía realmente conoceremos si somos idóneos para un puesto o no ya que lo que hemos decidido ser puede no corresponder con el trabajo para el que estamos llamados a desempeñar.

Te puede interesar

Escribe un comentario