Enseñanza en casa, ¿es legal?

enseñanza-en-casa

Son muchos los padres que ante la situación de desempleo en la que están y que cada vez la enseñanza publica está siendo más recortada ven como solución sustituir la enseñanza de sus hijos en el aula por su hogar. En países como Estados Unidos, Canadá o Australia es una opción que cada vez tiene más adeptos pero en España hay un vacío legal que impide que muchos padres se ocupen de la educación de sus hijos en el hogar.

Más allá de lo legal, el principal problema de este tipo de enseñanza es que se pierde uno de los aspectos más importantes de la enseñanza en el aula, la relación con sus compañeros y profesores. Esto se puede sustituir por salidas al parque o similares, pero nunca será lo mismo y los niños que son educados en casa suelen tener problemas para relacionarse con gente externa a su familia.

Muchos padres están muy cualificados para educar a sus hijos hasta una edad madura, el problema es que una mismo persona no puede hacer de profesor de lengua, matemáticas o gimnasia. Al final siempre quedará algún hueco por cubrir y la educación será deficiente. No obstante hay casos en los que la educación en casa ha dado resultados muy positivos con alumnos muy socializados y competentes.

A pesar de los aspectos negativos o positivos de este tipo de educación, desde 1990 en España es obligatorio la escolaridad hasta finales de la ESO, aunque también deja una ventana abierta a los padres que quieran dar clases a sus hijos pues la propia Constitución afirma que podrán elegir el tipo de educación que quieran para sus hijos. La ley no queda del todo claro y como tal queda en manos de los propios padres el decidir que hacer en función de lo que consideren mejor para sus hijos.

Te puede interesar

Escribe un comentario