¿Eres inteligente? Quizá soportes mal la presión

Jugando al ajedrez

No es extraño que, cuando tenemos que hacer frente a algún tipo de prueba o examen, también sintamos una pequeña presión por el momento. Ya decimos que es normal, por lo que no deberíais preocuparos. Es cierto que existen casos especiales en los que los nervios pueden jugaros una mala pasada, por lo que en esos casos sí que deberíais tener cuidado.

Sin embargo, vamos a ir directamente al tema. Y es que, según las conclusiones extraídas de un estudio, los niños calificados como de inteligentes podrían ser aquellas que peor soportarán la presión, en momentos en los que tienen por delante diferentes tipos de pruebas. En otras palabras, cuando tienen que hacer algo, también son más fáciles de agobiar y preocupar.

Se trata de un hecho completamente normal, y no es una sorpresa. Cuando un niño llega a un cierto nivel de inteligencia, tiende a preocuparse más porque su mente, al procesar los hechos de otra forma, también le indica que tiene que preocuparse. No obstante, es algo que puede ser controlado por el propio niño, ya sea estudiando, ya sea poniendo un mayor énfasis en la situación.

Pasemos al caso contrario. Si el niño no es inteligente (sin llegar a ciertos extremos) puede tolerar mejor algunas preocupaciones, manteniéndose tranquilo durante esos momentos que estamos comentando. Repetimos que es algo normal, ya que el propio cerebro es el encargado de dar esos “impulsos” de preocupación. Al haber más inteligencia, el niño también se dará cuenta de más cosas. Y eso se irá repitiendo en el futuro.

Te puede interesar

Escribe un comentario