Escribir correctamente

Escribir correctamente

Con la expresión “escribir correctamente” podemos hacer alusión a diversas maneras de expresarnos cuando nos comunicamos por escrito. Una es, por ejemplo, el modo en el que construimos y formamos los textos, de su estructura y sentido dependerá el ser o no entendidos correctamente. Otra forma en la que delatamos nuestra mala escritura es hacerlo con faltas ortográficas, incluyendo el lenguaje absolutamente ilegible ampliamente extendido como consecuencia del auge de la comunicación vía móvil. Por último está el modo en el que escribimos, es decir, la manera en la que trazamos las letras cuando escribimos con papel y bolígrafo.

El teclado del ordenador ha ido sustituyendo al modo tradicional de escribir, y apenas se tiene hábito ni destreza al trazar las letras, por lo que no es extraño encontrarse, cada vez con mayor frecuencia, peores caligrafías. Si bien escribir en un pc es rápido no podemos desdeñar la importancia de mantener una buena letra manual, pues no son pocas las ocasiones en las que vamos a tener que hacer uso de este método: rellenar solicitudes de trabajo, cartas de presentación, exámenes, etc…

¿Cómo escribir correctamente? La mejor manera de corregir una mala letra es practicando, no hay otra, ya que solo con el entrenamiento se consigue superar este inconveniente. Otro asunto es el referido a las faltas ortográficas convencionales, es decir a saber distinguir las reglas ortográficas y ponerlas en práctica cuando se escribe, da igual el método empleado, si con el ordenador, el móvil o el bolígrafo. Dar un repaso a las normas de la ortografia de cuando se estudiaban en primaria puede ser una buena solución, además del hecho de aumentar nuestra lectura, ya que así se aprenden muchas de estas reglas tan solo viendo como se escriben.

Para el lenguaje propio del móvil  y las comunicaciones vía mensajería instantánea no cabe otra solución que aplicar el sentido común y respetar un poco a nuestros lectores, ya que no todo el mundo está habituado a este lenguaje específico y pueden dejarnos un poco de lado. Por último, para formar textos bien estructurados, con sentido, sigue siendo igualmente útil dedicar su tiempo a la lectura. También puede pedirse ayuda a otra persona, para que vaya indicándonos la mejor manera de darle un giro a nuestras frases para que sean comprensibles por aquellos que nos leen.

Te puede interesar

Escribe un comentario