España aumenta su cifra de abandono escolar

Abandono escolar en EspañaSi ya, en el periodo comprendido entre los años 2000 y 2009,  nuestra cifra de abandono escolar era preocupante, un 24%, el número conocido en la actualidad es absolutamente alarmante, más de un 31%, lo que supone un aumento de más de 7 puntos.

La cifra de tasa de abandono escolar anunciada por la Comisión Europea sitúa a nuestro país en la segunda posición de toda la Unión Europea, tan solo por detrás de Malta (que ya roza el 37%) y al mismo nivel que Portugal. Incluso dentro de España es posible encontrar importantes diferencias, al respecto de porcentajes de abandono, entre regiones, siendo el país Vasco la región que menos índice presenta, tan solo un 14%.

La cifra total de España se aleja muy mucho de la media de toda la unión, que se estima en un 14,4%. Aún así, este 14% se pretende que se llegue a reducir hasta el 10% en un plazo de tiempo que no superará el próximo año 2020. La buena noticia es que ya hay paises que están alcanzando este objetivo, tal es el caso de Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Lituania, Polonia y República Checa , lo que nos hace albergar alguna esperanza de que puede conseguirse.

En su última comparecencia, la Comisaria de educación de la U. E., Androulla Vassiliou, “achacó” este considerable aumento a la construcción, que demandó trabajadores muy jóvenes, sin importar su cualificación, lo que provocó que muchos se dejaran tentar y renunciaran a su formación. Actualmente, con un sector prácticamente agónico, todos estos jóvenes han quedado en el paro y sin posibilidad de reincorporarse a un mercado laboral altamente competitivo y exigente.

La solución, declaró Vassiliou, se estima puede llegar realizando más inversiones en educación, en ofrecer una segunda oportunidad de reincorporación a estos jóvenes que  desatendieron su formación académica  prematuramente (con el fin de conseguir profesionales más competitivos y preparados), y en diseñar una mayor diversidad de estudios.

Está claro que no es fácil, pero tampoco imposible.

Te puede interesar

Escribe un comentario