España, país de emprendedores

oposiciones2014112014

Los datos del todavía deteriorado panorama laboral llaman a la esperanza, al menos a la hora de alabar el espíritu emprendedor de de los desempleados españoles. Muchos de ellos haciendo bueno aquello de al mal tiempo buena cara están optando por capitalizar su subsidio de desempleo para establecerse como trabajadores por cuenta propia. Esta opción está siendo la preferida de muchos profesionales que habiéndose quedado en paro siguen ofertando sus servicios profesionales en este caso abriendo su propio negocio. De hecho son muchos de estos nuevos autónomos los que están optando incluso por coger trabajadores a su cargo. De todos modos desde las asociaciones de autónomos se desaconseja optar por ser autónomo cuando lo que se busca es una tabla de salvación

Y ese aserto se refrenda con los datos que muestran que muchos desempleados que provienen del mercado laboral de trabajo por cuenta ajena están solicitando el capitalizar su desempleo para establecerse como autónomos. Los datos provienen de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA).

 

Por otro lado en creación de empleo los autónomos y los nuevos autónomos también se encuentran a la cabeza de la creación de empleo, ya que más del 30% de los empleos los gestionan autónomos que deciden coger trabajadores a su cargo.

Según los datos de la OPA, el número de desempleados que ha optado por capitalizar su subsidio de desempleo con vistas a establecerse como autónomos ha sido de 86.541 en lo que llevamos de 2014.

Por otro lado las estadísticas de Servicio Público de Empleo (SEPE) de agosto demuestra que eran 3.108.684 personas afiliadas al RETA y de estos el 2,78% había capitalizado su subsidio de desempleo para emprender un negocio por cuenta propia. Los autónomos siempre necesitan al principio una inyección de capital ya que, además de otros gastos, todos los meses tiene que cotizar al RETA, si es por su cuantía mínima, 261,83 euros.

Por lo general los desempleados, si tienen ocasión, optan por el autoempleo en vez de quedarse mano sobre mano. Durante esta crisis económica han sido sobre todo profesionales que se han quedado en desempleo los que han optado por emprender negocios en los cuales proseguir con su carrera profesional, esta vez como autónomos.

Sin embargo desde la OPA se considera que el emprendizaje es bueno pero no cuando se convierte en la última salida desesperada para poder tener unos ingresos, sobre todo en momentos, como el actual, en que el crecimiento de la economía es débil y nadie puede asegurar que no se produzca una nueva recesión, sería la tercera, económica.

Te puede interesar

Escribe un comentario