España quiere dejar de estar a la cabeza europea de abandono escolar

Abandono escolar

España tiene un grave problema. Aunque las ofertas educativas que ofrece son muy buenas, sigue estando a la cabeza en Europa en cuanto al abandono escolar. Básicamente, existe un porcentaje suficiente de alumnos que dejan las clases a temprana edad para centrarse en otros aspectos. Un problema más grave de lo que parece, y que está provocando que falten profesionales cualificados.

Las cifras están claras. El 21,9% de los jóvenes de entre 18 y 24 años abandona sus estudios habiendo completado, como máximo, el primer ciclo de secundaria. La media en Europa es del 11,1%. Ya veis que el inconveniente es muy grave, por lo que los líderes de la educación española se están poniendo las pilas con el fin de conseguir que este número sea menor. Un objetivo bastante complicado.

Uno de los primeros pasos que se deben llevar a cabo concierne a la educación de los hijos. Es necesario que tanto niños como adolescentes vean que los estudios son algo útil, que les echarán una mano en el futuro y que les ayudarán a aprender cosas nuevas. Así evitarán tener que dejar de ir a clase y podrán seguir hacia adelante haciendo cosas que les gustan.

Los profesores también deben hacer esfuerzos, sobre todo impartiendo las clases de una manera más amena y dando facilidades de diversa índole (sin que ello signifique que todo sea más fácil) para que los chicos no vean dificultades de comprensión a la hora de estudiar.

Ya decimos que los objetivos propuestos son difíciles. Aunque, con un poco de esfuerzo, todo se puede llegar a conseguir.

Te puede interesar

Escribe un comentario