Estudiando en el trabajo

Oficina

Hoy vamos a ver una situación que se da lugar en raras ocasiones, pero que, al fin y al cabo, se da lugar. Ya hemos explicado en otras entradas que hay ocasiones en las que apenas tenemos tiempo para estudiar. Hay gente que estudia y trabaja a la vez, lo que provoca que el tiempo libre que tiene sea justo. ¿Qué oportunidad tienen de leer los apuntes?

Ante este panorama, no sería extraño aprovechar los momentos muertos del trabajo, esos en que no hacemos nada, con el fin de estudiar o, al menos, leer un poco los apuntes. Esto nos permitirá repasar un poco, o incluso estudiar lo que necesitamos para el próximo examen. No obstante, tenemos que pensar si es o no una buena idea.

En un principio, depende del trabajo que tengamos. No es lo mismo, por ejemplo, trabajar en una empresa en la que nos movamos mucho, a una en la que estemos continuamente sentados. En el segundo caso, podremos aprovechar cuando no haya que hacer nada con el fin de sacar los apuntes y estudiar todo lo que nos sea posible.

Por lo general, la idea que os hemos propuesto no es muy buena, ya que hará que nos desconcentremos, y no prestemos atención completa ni al trabajo, ni a los estudios. Nuestro consejo es que, si es posible, estéis atentos a una de las dos cosas, ya que así vuestro rendimiento será mucho mejor.

Estamos seguro de que, si le dedicáis el tiempo conveniente tanto al trabajo como a los estudios, conseguiréis unos resultados óptimos.

Más información – Estudiando por la calle
Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario