Estudiantes de cocina privilegiados

Uno no es un profesional íntegro hasta que sus conocimientos teóricos los ha puesto en marcha, y si es de la mano de los mejores y en las mejores condiciones entonces puede hablarse de excelencia en muchos sentidos. El Basque Culinary Center ha conseguido que sus alumnos puedan realizar prácticas, desde el primer año, a lo largo de toda su formación superior, lo que les aportará una visión realista del entorno de trabajo, les ayudará a formar visión de negocio y les permitirá rodearse de los mejores profesionales del sector de la restauración.

El Basque Culinary Center es una iniciativa de la Universidad de Mondragón, algunos de los cocineros vascos más reputados y las instituciones públicas locales.  Este centro, a través de su Facultad de Ciencias Gastronómicas, imparte tres tipos de formación diferentes adaptadas a las necesidades de la gastronomía actual y los profesionales en ella implicados, y se busca un mayor grado de especialización y técnica.

Para sus estudiantes de Grado Universitario en Gastronomía y Artes Culinarias, el Basque Culinary Center ha dispuesto la realización de prácticas en un total de 250 restaurantes en todo el mundo y en diferente duración según el curso que se esté realizando. Por ejemplo, para los alumnos de primero estas prácticas ocuparán 100 horas de su calendario lectivo, 150 y 350 horas en el caso del segundo y tercer curso respectivamente y 6 meses en el caso de los alumnos de cuarto y quinto de carrera.

Los estudiantes tendrán así la oportunidad de involucrarse en establecimientos y empresas gastronómicas de cualquier nivel, pudiendo implementar proyectos propios de la mano, eso sí, de los mejores profesionales y en distintos escenarios de trabajo por todo el mundo.

Imagen tomada de la propia web del Basque Culinary Center

Te puede interesar

Escribe un comentario