Estudiar por la noche, un mal hábito

Estudiando

Puede suceder. La época de exámenes se acerca, y aún no hemos memorizado los conocimientos que necesitamos. Sin embargo, tenemos que hacerlo, por lo que nos ponemos a estudiar siempre que podemos. Aunque sea de noche y tengamos que dormir, estamos delante del libro o los apuntes. ¿Es este un buen hábito?

La verdad es que no. Estudiar por la noche, definitivamente, no es bueno. Lo ideal es estudiar por el día, las horas necesarias, ni muchas ni pocas. Es cierto que puede llegar un momento en el que tengamos que estudiar más de lo debido, pero nosotros no recomendamos hacerlo por la noche, ni mucho menos.

Estudiar por la noche significará que nos estamos quitando horas de sueño, un tiempo que necesitamos para descansar. En el caso de que estudiemos utilizando estas horas, es posible que tengamos problemas para concentrarnos durante el día, ya que habremos dormido menos tiempo y, por lo tanto, estaremos cansados.

Nuestra recomendación es la que ya hemos comentado. Bajo ningún concepto estudiéis de noche, ya que esto podría perjudicaros más de lo que pensáis. Por supuesto, es posible que estéis preparados para hacerlo y apenas notéis el cansancio, pero es algo que podría pasaros factura.

Lo ideal también lo hemos dicho, es decir, estudiar de día, siguiendo unos horarios que acostumbren al cuerpo y, por lo tanto, nos preparen para una buena sesión de libros y apuntes. De esta forma, si os organizáis bien, estamos seguros de que conseguiréis muy buenas notas. ¡Mucha suerte en los exámenes!

Más información – Creando un calendario para estudiar

Te puede interesar

Escribe un comentario