Estudios finalizados y sin trabajo

tiempos difíciles

Me acuerdo de aquella época en la que el joven o la joven de casa, llegaba con toda la ilusión del mundo a la familia y les decía con su mejor sonrisa: “¡¡Ya he terminado mis estudios!!” Y todos en la casa, con vítores celebraban, que ya le había llegado la hora de trabajar, de entrar en el mundo laboral…

En muchas familias costaba, y cuesta, gran esfuerzo que los hijos estudiaran… Bachiller, Formació Profesional, Diplomaturas, Licenciaturas… Gasto, y más gasto y más gasto en la economía familiar.

Pero antes estaba mucho más fácil encontrar trabajo. Esto no es un decir por decir. La crisis está mostrando que podíamos caer en picado… Y caímos!! Y cada día más parados. Hoy, cuando llegan hijos/as a casa con sus estudios finalizados comienza un calvario previsto ya de antemano… Otro parado más.

Es tan difícil que las nuevas generaciones se vayan colocando, que las oposiciones se convierten en un quéhacer, para una juventud que no tiene más salida, que no tiene nada que hacer: no estudian porque ya han acabado sus estudios, no trabajan porque no sale nada de nada… Pues otro opositor más.

Me sabe muy mal la cruda realidad, pero es un mal que se está viviendo hoy, por eso quiero reflejarlo, en este blog, esperando que cuando lo pasemos, quede tan sólo en crónica, y no en una realidad presente…

Imagen: api.ning

Te puede interesar

Escribe un comentario