Europa quiere reconocer la experiencia fuera de los estudios

Otra de las nuevas estrategias dentro de la Unión Europea para conseguir aumentar el empleo y por consiguiente volver a generar crecimiento es la de que un trabajador pueda validar su experiencia profesional de alguna manera. Lo que se busca es crear un completo sistema que sirva para validar el aprendizaje, tanto no formal como informal.

La Unión Europea diferencia entre estos dos tipos de aprendizaje fuera de los estudios universitarios y de formación profesional. Entre el aprendizaje no formal encontramos cursos, talleres y seminarios mientras que en aprendizaje informal entraría la experiencia adquirida gracias a la realización de un trabajo. Actualmente tan sólo Holanda, Finlandia, Francia y Luxemburgo cuentan con un completo programa de estas características.

Los más jóvenes y los trabajadores de mayor edad serán los principales beneficiados con esta medida. En el caso de trabajadores de una edad elevada este tipo de iniciativas son fundamentales, ya que su mayor problema a la hora del desempleo es la falta de formación oficial que poseen. Sin embargo, la mayoría de estas personas lleva desde jóvenes trabajando y dominan su actividad por lo que su experiencia debería ser reconocida. Desde la Unión Europea se considera que se trata de una medida fundamental en estos tiempos de alto desempleo y poco crecimiento económico. Esta nueva medida, llevada a cabo correctamente, ayudará a mejorar la competitividad en el mercado laboral según la Comisión Europea.

Esta propuesta para poder reconocer todas las aptitudes adquiridas durante la realización y desempeño de una actividad y su entorno fuera de centros educativos será debatida en el Consejo para su posterior aprobación por los ministros de Educación y Juventud durante los días 23 y 24 de noviembre.

Te puede interesar

Escribe un comentario