Fomentar el hábito por la lectura

Ya estamos en pleno verano y con algo más de tiempo libre, o al menos con más horas de luz solar en las que parece que aprovechamos mejor el tiempo. Los niños están disfrutando de sus merecidas vacaciones y lo importante es no dejar que abandonen por completo sus actividades didácticas, si bien lo recomendable es que estas supongan más un juego que una disciplina en sí.  

Nunca es tarde para que fomentes en tu hijo el hábito por la lectura, ahora puede ser un buen momento porque puede que se encuentre más receptivo. Hemos de tener bien claro que cultivar el gusto por la lectura es un aprendizaje más, no una cualidad innata,  para hacerlo no dejes de seguir estos consejos.

– Desde bien pequeñito/a lee junto a él/ella, hazle partícipe de las historias, y consigue que sea un momento de descubrimiento y divertimento. Atiende a su curiosidad, si no sabe leer puede que te pida que le leas el mismo cuento una y otra vez, no dejes de lado este punto.  Cuando sea un poquito más mayor juega a no desvelarle el final y deja que vuele su imaginación,  que fluyan sus ideas y sus emociones.

– Adopta una rutina diaria, puede ser perfectamente antes de dormir, pero debes conseguir que se acostumbre

– Emplea, siempre, libros adecuados a su edad o etapa madurativa y déjale que los explore también solito/a.Responde a sus preguntas.

– Aprovecha otras lecturas para que aprenda autores u otras obras, déjale que se adentre en el arte, la historia y otras facetas de la cultura también a través de los libros, le servirá para reconocer en los libros una fuente de sabiduría que no se puede dejar de lado.

– Por descontado, un niño que crece en un ambiente sin libros, y sin referencias paternas, tendrá más difícil ver como normal la lectura. Practicad con el ejemplo.

Te puede interesar

Escribe un comentario