Funcionarios o Laborales

A la hora de enfrentarnos con unas oposiciones, al principio nos puede resultar extraño observar que hay dos tipos de oposiciones, una para “laborales” y otras para “funcionarios” y quizás muchos de vosotros no sepan la diferencia que hay en cada una de ellas.

Un funcionario es aquella persona que trabaja para la Administración Pública por un salario. Estos funcionarios se rigen por sus normas, las de la Administración Pública. El trabajo es para toda su vida, recibiendo cada mes un sueldo fijo más posibles complementos.

Se rigen, en definitiva, por el derecho administrativo y tienen una serie de ayudas, bajas, cotizaciones, pensiones,… diferentes a otros. Aunque la verdad es que, por lo que se dice, está próximo a extinguirse esta figura (no sé qué habrá de cierto de este rumor que hace años está rondando).

Sin embargo, un laboral es aquella persona que también trabaja para la Administración pero, al contrario que el funcionario, ésta se rige por el Estatuto de Trabajadores estableciéndose entre la Administración una relación de Empresa-Trabajador.

En estos casos la relación laboral no es permanente, como ocurre con los funcionarios sino que el trabajo puede ser temporal.

Te puede interesar

Escribe un comentario