Guarda tus apuntes, pueden servirte

Apuntes

Es normal que, cuando terminemos un curso, empecemos a mirar todos los materiales que nos han sobrado. Cuando decimos materiales, en realidad nos referimos a los apuntes, los folios e incluso los libros que hemos usado los cuales, desde entonces, no tendremos que volver a tocar si no tenemos que repetir curso. Pero nosotros os recomendamos que no tiréis a la basura este tipo de contenidos, ya que podría serviros.

Aunque no vayamos a volver a estudiar los apuntes, lo cierto es que cuando estemos en un punto de trabajo tendremos que recordar los conceptos que hayamos estudiado previamente. ¿Qué sucede si no recordamos algo, o queremos especializarnos en un tema? Podéis volver a echarle el guante a los apuntes que tengamos guardados, releerlos y, por lo tanto, recuperar esos conocimientos que nos servirán para trabajar.

Cuando guardamos los apuntes de muchos cursos aparece un nuevo problema: el espacio. Si guardamos muchos libros y folios, es normal que estos ocupen mucho espacio, llegando al extremo de no saber donde guardarlos. Ante este panorama tenemos varias opciones, aunque lo que más os recomendamos es que guardéis los contenidos en formato digital. Incluso, podéis almacenar todo en un CD o en Internet. Esto os ocupará muy poco y, además, nos dará espacio para guardar mucho más contenido.

La verdad es que guardar los apuntes es una idea que nos será muy útil ya que, cuando los necesitemos, podremos volverlos a leer y recordar los conceptos que necesitemos para trabajar. Una buena forma de volver a aprender algo, en el caso de que lo hayamos olvidado.

Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario