Habilidades de un buen mentor

Habilidades de un buen mentor

Exiten personas que apuestan por hacer un proceso de mentoring como un medio efectivo para lograr un objetivo determinado. ¿Cuáles son las habilidades de un buen mentor?

En primer lugar, tiene que ser una persona que te inspire confianza real, es decir, alguien con quien te sientas cómodo hablando de ese tema que te gustaría tratar. Esta es una de las razones por la que muchas personas eligen un mentor en su entorno más cercano. Sin embargo, es recomendable que no exista un vínculo familiar entre el mentor y el alumno para que no exista tanta implicación emocional en esta relación de ayuda. De este modo, se trata de una relación en la que existe una admiración profesional.

La edad también es un factor importante para ser un buen mentor ya que la experiencia vital es un valor esencial para aportar consejos realistas. Un buen mentor es una persona que también tiene un buen dominio de la palabra y sabe expresarse perfectamente. Sin embargo, una de las habilidades de un buen mentor también es la escucha activa para potenciar la empatía.

Un buen mentor es aquel que tiene una confianza plena en el ser humano en tanto que es consciente de que toda persona tiene todos los recursos necesarios en su interior para ser feliz. Esta actitud de confianza refuerza la autoestima personal. Desde el punto de vista pedagógico, el mejor modo de educar es a través del ejemplo. Por tanto, un buen mentor también un referente a seguir.

Te puede interesar

Escribe un comentario