Hábitos para prevenir el agotamiento psicológico

Hábitos para prevenir el agotamiento psicológico

El esfuerzo intelectual también puede derivar en agotamiento psicológico. El descanso es muy saludable para potenciar el bienestar físico y mental. ¿Cómo prevenir el agotamiento psicológico?

1. El tiempo es limitado y ello obliga a establecer un orden de prioridades realistas de acuerdo a los propios intereses personales. Puedes utilizar una agenda como recurso útil para tener una perfecta planificación de tu día a día.

2. El perfeccionismo es agotador. Disfruta del proceso de superación personal avanzando a tu ritmo.

3. Puedes marcarte una hora concreta del día a partir de la que centrarte en ti y disfrutar de actividades relajantes. No es positivo trabajar con el ordenador por la noche sino que lo ideal es despedir la jornada con calma.

4. El entorno de estudio es muy importante para prevenir el posible cansancio psicológico. Es saludable tener una mesa de estudio amplia y ordenada en la que poder trabajar con comodidad. Lo ideal es que esta mesa cuente con una buena iluminación natural. Puedes intercalar breves periodos de descanso en cada hora de trabajo. Intercalar los momentos de estudio en casa con los tiempos de trabajo en la biblioteca también es una medida fantástica para romper la rutina.

5. Cierra los ojos durante un minuto y respira profundamente. Este pequeño gesto te ayuda a recargar las pilas.

6. Prepara un calendario de estudios y sé constante a la hora de cumplirlo y de este modo, preparar los exámenes día a día (y no dejarlo todo para el último momento).

7. Apaga el teléfono móvil durante las horas de las comidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario