Hábitos positivos para descansar en verano

 

Hábitos positivos para descansar en verano

La temporada estival es positiva para disfrutar del tiempo de ocio con una menor carga de responsabilidades académicas o profesionales ya que las vacaciones son un estímulo de motivación en forma de premio. Existen hábitos sencillos para potenciar el descanso durante el verano:

1. Organiza una agenda de actividades para disfrutar del verano. En ocasiones, se produce la contradicción de que cuando más tiempo libre tiene la persona, peor lo aprovecha.

2. Disfruta del ritmo del verano que tiene una velocidad distinta a la de otras estaciones del año. Este ritmo más pausado también eleva el descanso.

3. Durante el verano es un buen momento para encontrar tiempo para actividades que has podido posponer a lo largo del año. Por ejemplo, poner en orden los apuntes del curso y clasificar de forma efectiva aquellos apuntes que quieres guardar.

4. Estructura tu verano en espacios de tiempo concretos. Dedica un periodo de tus vacaciones a disfrutar completamente de tu descanso. Posteriormente, establece otro periodo estival en el que ir pensando poco a poco, en posibles proyectos que llevar a cabo a la vuelta de las vacaciones. Desde el punto de vista del coaching, este descanso estival también crea unas connotaciones ideales para hacer un balance objetivo de las metas logradas a lo largo del curso y de los nuevos retos para el próximo ciclo académico.

5. Las actividades intelectuales también son estimulantes durante el verano. Los cursos de verano son una experiencia agradable que permite reforzar el currículum a través de la realización de un curso que requiere una especialización específica.

6. Elabora un plan de acción para realizar tus propósitos de verano.

Te puede interesar

Escribe un comentario