Hábitos positivos para prevenir el síndrome postvacacional

Hábitos positivos para prevenir el síndrome postvacacional

La vuelta a la rutina académica puede ser un tanto incómoda durante los primeros días teniendo en cuenta que el descanso estival de los estudiantes es muy amplio. Sin embargo, la vuelta a las clases viene acompañada por la ilusión de afrontar nuevos aprendizajes, por la oportunidad de conocer gente nueva y retomar el contacto con los compañeros de aula. Existen hábitos positivos que son útiles para prevenir el síndrome postvacacional:

1. En primer lugar, es importante ir adaptando de una forma gradual los horarios estivales a los horarios de la vuelta a las clases. De esta forma, el cambio de ritmo se nota menos cuando el alumno se reincorpora a su rutina habitual.

2. Es recomendable preparar de una forma gradual los preparativos de la vuelta a las clases y no dejar todos los detalles para el último momento. Una buena planificación refuerza la organización del tiempo.

3. Acompaña la ilusión de la vuelta a clase de actividades de ocio que te gusten y te estimulen. Por ejemplo, puedes practicar una afición que te guste. Durante el mes de septiembre, los centros de ocio lanzan su oferta de cursos. En ese caso, puedes echar un vistazo a las distintas opciones para ver cuál te interesa más.

4. Enfoca la vuelta a la rutina centrándote solo en lo positivo que ello tiene. Cada vez que venga un pensamiento negativo a tu mente, cámbialo de una forma consciente por una idea positiva.

5. A modo de coaching, enumera una lista de tres objetivos que quieres cumplir al volver a la universidad.

6. Toma tu experiencia personal como la mejor escuela  para compatir un año más el síndrome postvacacional con actitud e inteligencia emocional.

Te puede interesar

Escribe un comentario