Habla y estudia

Hablar

Casi siempre, cuando vamos a estudiar nos imaginamos una imagen: la de nuestras cabezas delante de varios folios cuyo contenido nos veremos obligados a memorizar, si queremos tener éxito en el curso. No obstante, estudiar no es sólo eso. ¿Recordáis el dicho “en la vida se está estudiando continuamente“? En cierta manera es verdad.

Estudiar no es únicamente leer una y otra vez los apuntes. También podemos estudiar de otra forma: hablando. Aunque no lo parezca, hablar con una persona puede enseñarnos más que los propios escritos que nosotros mismos hayamos elaborado, por lo que sería recomendable sacar conclusiones favorables de aquellas conversaciones que tengamos.

En cierta manera, de casi todas las palabras se puede extraer una enseñanza. Un concepto muy a tener en cuenta ya que, si lo empleamos de forma sabia, nos daremos cuenta de que a diario aprenderemos grandes lecciones que más adelante nos sacarán de más de un apuro. Aunque algunas frases parezcan no tener sentido, la verdad es que incluso de esos contenidos se puede aprender.

Lo ideal es que le déis un sentido claro a lo que escucháis. Aunque las palabras estén desordenadas, pueden daros una idea de ciertas lecciones. Por ejemplo, las frases desordenadas nos ayudarán a aprender a ordenarlas. Una conclusión muy sencilla, pero que nos permitirá hacernos una idea de lo que podemos llegar a hacer.

Estudiar no se hace sólo delante del papel. Incluso de las situaciones más cotidianas podemos aprender grandes lecciones que nos permitirán actuar correctamente ante muchas de las cosas que tengamos que vivir.

Más información – Estudia en la biblioteca para preparar los exámenes de septiembre
Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario