Herramientas indispensables para tus estudios II

Siguiendo con la información que tratábamos el día anterior, vamos a seguir especificándote recursos necesarios para que se conviertan en indispensables mientras dura tu periplo académico y sean referencia y consulta el resto de tu vida. Diccionarios de la lengua española, de sinónimos y antónimos, enciclopedias y atlas eran las primeras referencias que te dábamos. Hoy te mostramos una ayuda eficaz e infalible para dominar tu léxico  a la perfección.

Tesauro. No en vano, la palabra “tesauro” deriva del nuevo latín y significa “tesoro”, pues un tesauro es, hoy en día, la mayor fuente de sinónimos que podamos encontrar. Existen tesauros dedicados a temáticas específicas, centrándose en una delimitación de términos precisa. No obstante, pueden encontrarse tesauros generalistas, con todos los términos representados en los diccionarios enciclopédicos, pero con mayor número de sinónimos. No desdeñes el valor del tesauro, aunque creas que dominas a la perfección todas las homólogas a una palabra, ten por seguro que buscando más profundamente te sorprenderías.

    Biblioteca. Si bien no es un “libro” propiamente dicho, es la mayor fuente de información que puedes encontrar. En sus estanterías hallarás biografías, manuales, tratados, legislaciones, temario académico específico (asignaturas), información de referencia sobre publicaciones oficiales, etc. Tienes también la importante ayuda de las bibliotecas virtuales, o versión online de las bibliotecas físicas, en donde ya se empieza a dar forma a muchísimo material y son de una gran utilidad, un complemento a todos los recursos que ya posees.
    Internet. Que internet es un compendio de sabiduría no se puede poner en duda, pero dentro de la red es posible encontrar una valiosa fuente de información como es Wikipedia. Tan útil como una biblioteca, Wikipedia es un proyecto altruista, en donde los conocimientos son aportados por los usuarios. Pero que no te llame a engaño este hecho, ya que toda la información es constantemente revisada y actualizada, y redactada por personas que dominan la materia.

      Calendarios. Aunque pueda parecer una herramienta sin importancia, con la única utilidad de reflejar los días o semanas de un año, no nos referimos al típico almanaque que utilizamos en casa. Existen calendarios específicos, que reseñan, cada día, efemérides señaladas, que adelantan y avanzan cuando se producirán determinados acontecimientos (Semana Santa, años bisiestos, etc.) o indican diferentes fenómenos, como las fases de la luna, la entrada y salida de las estaciones, etc. Aunque de pequeña utilidad, esta herramienta puede ser muy precisa en algún momento dado.

      Te puede interesar

      Escribe un comentario