Ingeniería en construcción, erigiendo pilares sólidos

La carrera de “Arquitectura Técnica” forma a un profesional que culmina los proyectos iniciados por el Ingeniero, que proyecta la obra, y el Ingeniero de Obras Civiles, que se responsabiliza de decidir las diferentes estructuras que compondrán la edificación.

El Arquitecto técnico lleva una gran responsabilidad, pues no sólo se encarga de finalizar los proyectos iniciados por otros profesionales, sino que se responsabiliza de toda la labor administrativa, económica y técnica de dicho procedimiento, explicado en otras palabras sería así:

  • Selecciona el personal idóneo para la obra, le supervisa y dirige durante todo el proceso. Nombra encargados subordinados a quienes pedir informes periódicos de cada actividad.
  • Supervisa y vigila se cumplan los aspectos técnicos precisos  de la construcción
  • Gestiona y tramita toda la documentación propia de la edificación ante los organismos públicos competentes
  • Estudia presupuestos y ajusta los costes en todo el proceso
  • Supervisa constantemente y vela porque se cumplan las medidas oportunas de seguridad y Prevención de riesgos laborales.

El Arquitecto técnico es el máximo responsable de cualquier edificación cuando ésta se pone en marcha, es el encargado de rendir cuentas al contratante de la obra, ya sea empresa o particular, debe supervisar todo el proceso y entregar la edificación conforme lo estipulado. Para ello es habitual encontrarlo cotidianamente en las obras, hablando con los diferentes contratistas, o con el Ingeniero, para entender e interpretar correctamente los planos.

Su planificación debe reservar una coordinación y organización indispensables. No olvidemos que se trata de un proceso con una gran cantidad de profesionales involucrados, y unos plazos de entrega previamente pactados y formalizados en un contrato.

Determina, además, los equipos y maquinarias de construcción precisos, supervisa costes como la mano de obra o los permisos municipales, y permanece en contacto directo con peritos y tasadores para las evaluaciones pertinentes.

Exige, además, se cumplan las debidas especificaciones, y que los materiales utilizados responden a unos estándares de calidad óptimos.

Salida Laboral. Empresas, tanto privadas como públicas, de edificaciones y proyectos de obras, tales como :

  • Edificaciones, obras civiles y municipales. Obras marítimas, hidráulicas e industriales.
  • En consultorías de proyectos de arquitectura
  • En Instituciones del estado como Ministerio de la Vivienda
  • Creando su propia empresa de consultoría
Te puede interesar

Escribe un comentario