Kidzui, explorador infantil

KidzuiInternet es una fuente inagotable de recursos y herramientas educativas, sin embargo, en ocasiones puede ser una terrible experiencia para usuarios inexpertos, demasiado confiados o, lo que es peor, para nuestros hijos.

Actualmente, muchos padren confían en las herramientas de “control parental” para ejercer una vigilancia del uso que sus hijos hacen de la red y para, lo que se convierte en la herramienta más útil, para evitarles el acceso a determinados portales y sitios web que pueden suponerles una grave amenaza.

A pesar de la fiabilidad de estas aplicaciones, muchos tutores y padres optan por utilizar un navegador/explorador web diseñado exclusivamente para sus hijos, como modo de que vayan introduciéndose en internet y con la ventaja añadida de hacerlo en las mejores condiciones de navegación y seguridad.

Kidzui se engloba dentro de los navegadores infantiles. Con una interfaz muy amigable e instructiva, Kidzui está configurado para ofrecer solo contenido seguro ya que cualquier página web no autorizada no se mostrará. Los propios padres pueden, además, controlar el uso que sus hijos hacen del navegador, para así ir añadiendo páginas a la lista de sitios seguros o, por el contrario, para bloquear otras que consideran no son beneficiosas ni recomendables. Además de esto, muchas funciones no pueden realizarse sin la autorización del padre o de la madre del usuario, por lo que puede decirse entonces que esta aplicación se va desarrollando por medio de la intervención de los progenitores, aparte de haber sido creada bajo la supervisión de estos y de personal docente.

En Kidzui es necesario registrarse para poderlo utilizar, además de esto, el/la niño/a puede crearse un avatar para identificarse y después de esto ya está disponible para navegar por entre sus más de 600.000 páginas seguras.

Kidzui tiene dos versiones: una más básica, gratuita, y otra de pago, gracias a la cual pueden tener disponibles más recursos, entre ellos juegos.

Si bien no es conveniente que su uso se extienda durante mucho tiempo, sí es muy recomendable para edades muy tempranas, para ir realizando una transición a los navegadores “de verdad” utilizando las debidas herramientas de control que existen actualmente.

Te puede interesar

Escribe un comentario