La ayuda de 426 euros que prepara el Gobierno podría alcanzar a 13.000 desempleados malagueños

oposiciones2030122014

Las ayudas destinadas a desempleados de larga duración que han agotado cualquier otra percepción y a parados con cargas familiares podrán solicitar la ayuda a partir del 15 de enero del 2015. Esta ayuda de subsistencia es la que el Gobierno ha pactado con los agentes sociales será de 426 euros mensuales y se cobrará durante 6 meses por ahora no prorrogables.

Entre los requisitos para cobrar esa raquítica ayuda está el que los desempleados tienen que estar inscritos en las oficinas del INEM antes del 1 de diciembre de 2014. Por su parte Fátima Bañez, Ministra de Empleo y Seguridad Social evalúa que los beneficiarios de la medida podrían ser entre 400.000 y 450.00 personas y el coste de la ayuda se elevaría a 1.200 millones de euros.

Centrándonos en Málaga que en la actualidad tiene 86.000 parados de larga duración resulta muy difícil estimar cuantos desempleados podrían cobrar la ayuda. Un cálculo realizado por el sindicato CCOO en Málaga estima que podría ser el 15% del citado colectivo, esto es, casi 13.000 personas.

Otro de los requisitos que tienen que cumplir los desempleados para poder acceder a los 426 euros es que los ingresos familiares, en caso de haberlos, no superen el 75% del Indicador Público de Rentas Múltiples (IPREM). Al mismo tiempo que se accede al subsidio el desempleado se compromete a participar en cualquier oferta de trabajo o curso de formación.

El principal cambio que experimenta este subsidio para desempleados es que será compatible con el cobro de un salario siempre que el parado trabaje por cuenta ajena y siempre dentro de la empresa privada. La medida que ha adoptado el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es que el subsidio se reste del sueldo que perciba.

Los desempleados que vaya a cobrar un sueldo de 1.000 euros cobrarían los 426 euros del SEPE y el resto les sería abonado de la nómina. De este modo los empresarios tienen menos cargas financieras y se pueden permitir el contratar más personal. Al mismo tiempo la contratación de un desempleado que cobre el subsidio también se bonificará en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

Te puede interesar

Escribe un comentario