La carta de presentación en la autocandidatura

La carta de presentación en la autocandidatura

Elaborar una carta de presentación para buscar trabajo es un proceso que deja un mayor margen abierto a la creatividad que la redacción del currículum. Así como el currículum debe de estar redactado de un modo personal a partir de la oferta de empleo, también es muy importante personalizar la carta de presentación.

En caso contrario, cuando el candidato envía una carta impersonal a distintas empresas, puede que algunos de los destinatarios tengan la sensación de que existe una incoherencia en el mensaje. Personalizar la carta es un paso importante para mejorar la comunicación entre emisor y receptor. Por ello, es positivo que el candidato consulte información sobre la empresa a través de la página web para poder dotar a la carta de presentación de un contenido real ya que en esta carta no solo importa la formación y experiencia profesional sino también, qué es lo que puede aportar el candidato a la empresa.

La carta de presentación y el currículum son dos elementos interdependientes, es decir, debe de existir una conexión entre ambos de tal forma que en la carta puedas destacar de un modo más detallado aquellos aspectos de tu currículum vitae más notables.

Evita redactar una carta de presentación cuyo mensaje resulte poco claro por querer resultar muy formal. El abuso de tecnicismos no es adecuado en este contexto. Del mismo modo, también es positivo cuidar el factor estético de la carta al estructurar el mensaje en párrafos de tres o cinco líneas que aportan un mayor orden al mensaje.

Te puede interesar

Escribe un comentario