La cotización mínima de autónomos sube un 1%

oposiciones2012012014

Con el nuevo año son varias las modificaciones que el gobierno ha establecido en el régimen de autónomos. La de más calado es el aumento de la cotización mínima y la máxima tanto en los autónomos no societarios como aquellos que sí lo son. También hay cambios en cuanto a la Ley de Mutuas y la fiscalidad que por regla general baja al 18%.

Se trata de una decisión de calado ya que es esa cuota mínima la que más habitualmente pagan los autónomos. Con esa subida esa cuota mínima para autónomos ya es de 264,44 euros. La subida de cuota supone que también la base mínima también sube, quedando con la nueva reforma en los 884,40 euros para aquellos autónomos no societarios.

En el caso de los autónomos societarios, es decir, aquellos que operaba bajo una razón social, ya sea una sociedad limitada, sociedad anónima o cualquier otra forma jurídica, su base mínima es de 315,97 euros. Al mismo tiempo también se han establecido cambios en lo que tiene que ver con las bases máximas.

Aquellos autónomos que cotizan por las bases máximas verán estas aumentadas solo en un 0,25% con lo que en caso de autónomos no societarios el máximo pasa de los 3.597 a los 3.606 euros. Sin embargo esto son reglas generales a las cuales se les aplican otra serie de directivas.

En caso de que los autónomos tengan menos de 47 años tiene la posibilidad de elegir cuál será su base de cotización real, que tendrá que estar entre la mínima y la máxima. En caso de que el autónomo tenga más de 47 años y si su base de cotización de diciembre del 2014 es por lo menos de 1.926,60 euros también podrá elegir lo que va a cotizar.

Otro de los cambios sustanciales para los autónomos tiene que ver con el régimen de las mutas de accidentes de trabajo. La nueva Ley de Mutuas permite que aquellos autónomos que quieran cesar en su actividad tengan mayores facilidades para cobrar ese subsidio y también pueden, si cotizan por ello, tener derecho a desempleo.

En el caso del cese de actividad para poder lograrlo los autónomos solo tendrán que justificar que sus ingresos han caído al menos un 10% para poder acceder tanto al subsidio por cese de actividad como la subsidio de desempleo.

Por último en lo que respecta a las condiciones fiscales la reforma también establece ventajas para los autónomos, que van a pasar del 19% este año al 18% el año que viene. Además si el autónomo tiene ingresos por debajo de los 15.000 euros anuales su gravamen será solo del 15%.

Te puede interesar

Escribe un comentario