La expulsión de clase, como castigo, genera ansiedad

La expulsión de clase, como castigo, genera ansiedad

La expulsión de clase como castigo, genera una gran ansiedad en los adolescentes según se dsprende de un estudio elaborado por la Academia Americana de Pediatría. A pesar de que en muchos centros académicos es habitual proceder a la expulsión de un alumno durante algunos días al haber cometido algún acto inadecuado, lo cierto es que los alumnos que han sufrido expulsiones de este tipo, tienen 10 veces más de posibilidades de fracasar a nivel escolar que quienes nunca tuvieron una vivencia de este tipo.

El motivo que justifica esta situación es que cuando un alumno es expulsado no cuenta con el seguimiento de un adulto en ese tiempo libre, por tanto, tiene muchas más opciones de incurrir en hábitos nocivos, como por ejemplo, la droga. Sin duda, los datos de este estudio plantean un debate difícil puesto que no siempre es fácil encontrar el método adecuado para hacer valer la autoridad del profesor.

Además, en una sociedad en la que la formación es tan importante, desde un punto de vista real, este estudio también muestra que las personas que no han terminado sus estudios pueden llegar a cobrar 300000 euros menos en su vida. Y también supone 45000 euros menos en impuestos, lo que tiene un coste social.

Los expertos aconsejan poder seguir la evolución de un niño desde la más tierna infancia para que sea posible, a través de técnicas de prevención positiva, minimizar los riesgos de fracaso escolar en la adolescencia.

Te puede interesar

Escribe un comentario