La grave situación económica agrava la discriminación laboral por razón de edad

La crisis económica no está haciendo más que agravar una situación bien conocida en el mercado laboral español: los despidos cuestiones de edad. En estos momentos el 40% de los desempleados tienen más de 55 años y además en esas condiciones acaban convirtiéndose en parados de larga duración.

Esa tasa de desempleo en ese grupo de edad está haciendo que el mismo se haya duplicado desde que se inició la crisis. Con anterioridad al pinchazo de la burbuja inmobiliaria el paro en ese grupo de edad no suponía ni el 20%. Aproximadamente 195.000 personas con más de 55 años llevan ya dos años buscando empleo y 292.700 llevan un año apuntados en las listas del INEM.

Las cifras totales de parados apuntados en el INEM y que superan los 55 años es en estos momentos 447.500  lo que porcentualmente supone el 15% de la EPA. Fue a partir del cuarto trimestre del 2008 cuando la tasa de desempleo en mayores de 55 años se disparó no habiendo hecho otra cosa desde ese momento que seguir aumentando año a año.

Finalmente lo que se está produciendo con luz y taquígrafos es una discriminación por razones de edad y por la cual las empresas se deshacen de sus empleados más mayores, sin tener en cuenta toda la experiencia laboral que acumulan y que no tiene un empleado de 25 años. Por otro lado la UDP, la Unión Democrática de Pensionistas ha alertado del aumento de desempleados mayores y de que se está apartando a ese grupo de edad de la vida laboral activa.

Fuente: Levante    |    Imagen: kamshots

Te puede interesar


Categorías

Noticias

Oposiciones 2.0

Oposiciones 2.0 era una web dedicada en exclusiva al estudio de oposiciones. Actualmente está integrada dentro de la sección de Oposiciones de... Ver perfil ›

Escribe un comentario