La importancia de las buenas preguntas en la enseñanza

La importancia de las buenas preguntas en la enseñanza

Ser profesor puede ser relativamente sencillo en tanto que es suficiente con cumplir con los requisitos académicos para finalizar magisterio o una licenciatura. Sin embargo, ser un buen profesor es un plus que requiere mucho más. En Formación y Estudios, apostamos por la enseñanza que potencia de verdad la mente del alumno. ¿Cómo? A través de las preguntas.

Las preguntas, como bien refleja el coaching, tienen la capacidad de hacer pensar a la persona. En cambio, existen profesores que directamente prohíben las preguntas en su asignatura porque suponen una pérdida de tiempo. Una pregunta nunca es una pérdida de tiempo, porque al final, la duda que tiene un alumno la tienen varios, por tanto, son varias las personas que pueden aprender de la duda que un alumno se anima a compartir su cuestión.

Un buen profesor, es aquel que se deja llevar por el método socrático. Platón aseguraba que la verdad surge en el diálogo con los amigos. Por tanto, a través de la comunicación en grupo se pueden aprender cosas que una persona no ha podido descubrir por sí misma. Para favorecer el desarrollo de las preguntas en el aula es importante generar un clima de confianza.

Es decir, no conviene caer en el rol de un profesor que se gana la autoridad desde el miedo. Por otra parte, siempre conviene dar valor a la pregunta de un alumno y no considerarla absurda. Algunas preguntas de los alumnos, pueden ser respondidas con otra pregunta. En ese caso, el profesor pasa la pelota al tejado del alumno, que entonces, tiene la responsabilidad de pensar por sí mismo para encontrar la respuesta.

Más información – Profesores particulares online

Fuente – Emagister

Te puede interesar

Escribe un comentario