La infografía en el aula

La infografía en el aula

Es muy probable que tu bandeja de correo electrónico tenga algún que otro email publicitario o informativo, por alguna suscripción, en los que el mensaje a transmitir te ha llegado en forma de dibujos y textos los cuales,  en su conjunto, te ofrecen una información clara del concepto que pretenden que captes.  Si te has preguntado qué método es ese que logra motivarte hacia su lectura por muy compleja o extensa que esta sea has de saber que te has topado de lleno con una infografía.

Entonces… ¿qué es una infografía? Puede definirse como la representación gráfica mediante iconos, gráficos, símbolos, dibujos e imágenes y textos de un concepto, una definición, una noticia o cualquier material didáctico. La característica principal de una infografía radica en poseer una mayor cantidad de elementos gráficos que textuales. Si bien no puede prescindirse de estos últimos pues completan el componente explicativo, la iconografía y simbología empleadas suponen el elemento expresivo propiamente dicho. Sin saberlo, en nuestro día a día asistimos a la muestra de algunas infografías que nos ayudan a entender mucho mejor cualquier noción; un ejemplo muy claro son los mapas del tiempo mostrados en televisión. Por sí mismo, el mapa muestra una valiosa información gracias a la cual apenas necesitaríamos escuchar al informador.

Una infografía resulta tremendamente útil en medios de información (revistas, periódicos, dossieres, catálogos…) pero cobra especial sentido cuando se emplea en el aula pues, por sí misma, puede representar una materia o lección, al mostrar los conceptos esenciales y utilizar los elementos relacionales necesarios. El modo de exponer y disponer los diferentes componentes logra un mayor entendimiento y predispone a su lectura,  generando una necesidad. Una infografía cumple su función cuando, por si misma, logra contener todos los datos que el alumno necesita.

Puede tomarse como una herramienta motivadora, de captación, generadora de la necesidad de aprendizaje, como elemento que completa y aclara materias complejas, como pieza fundamental para lograr la comprensión, … sea cual sea lo que le consideremos no cabe duda de que en el entorno educativo es eso y mucho más. Por tanto, no hay que eludir su uso, todo lo contrario, es uno de los recursos más útiles y efectivos a implementar en el aula de cuantos hayamos podido conocer en los últimos años.

Fuente imagen: dgdico.com (muestras infográficas)

Te puede interesar

Un comentario

  1.   yohanderjoseperozo@hotmail.com dijo

    es importantente la infografia ya que el aprendizaje es creativo y significativo,por tal razon se adquieren conocimientos por medio de la misma ya que los niños desarrollan sus conocimientos de una manera critica,reflexiva proactivan su retroalimentacion en la visualizacion sde imagenes, es decir la infografia no lleva mucho texto.

Escribe un comentario