La Junta de Castilla – La Mancha apuesta por contratar y formar a desempleados

El Gobierno de Castilla – La Mancha pondrá a disposición de los desempleados puestos de trabajo a tiempo parcial y formará a 1.200 desempleados. Esta actuación se llevará a cabo mediante los programas mixtos de formación y empleo que han sido aprobados para el 2011.

En dichas actuaciones se combina la formación teórica con la formación profesional práctica. La mayor parte de los programas tienen que ver con el desarrollo sostenible, la atención a personas dependientes y el mantenimiento de infraestructuras dependientes de todas las administraciones públicas.

El presupuesto para este ambicioso plan es de 17,3 millones de € y en el despliegue del mismo se contará con la colaboración de 79 ayuntamientos de la comunidad autónoma. Al menos esto es lo que ha comunicado el Gobierno de Castilla – La Mancha mediante una nota de prensa.

En la convocatoria de este año las acciones formativas y las de empleo parcial se encuentran orientadas a formar y emplear en profesiones que son consideradas como emergentes en la comunidad autónoma. Estas son ayuda a domicilio, atención geriátrica, asistencia personal para la autonomía y empleos dentro de la economía verde.

La función de los planes de formación y empleo es que los desempleados que participen en las mismas además de mejorar la formación vuelvan a poder encontrar un puesto de trabajo e insertarse nuevamente en el mercado laboral. Otro de los objetivos es que los participantes en las acciones de formación tengan una preparación con altas cotas de empleabilidad.

Fuente: Europa Press |    Imagen: familymwr

Te puede interesar

Escribe un comentario