La mitad de los chinos afiliados a la Seguridad Social son autónomos

oposiciones2025022015

Los ciudadanos chinos en España suelen ser una comunidad industriosa de la cual la mitad de sus afiliados a la Seguridad Social son autónomos. El retrato del trabajador chino tipo es de un pequeño empresario propietario de una pequeña tienda en cual vende productos alimenticios, de textiles o productos de bazar que importa directamente de China.

Los ciudadanos chinos abundan en España y la mitad de los que trabajan legalmente en España son autónomos. Por lo general la radiografía del autónomo de origen chino es el de un comerciante, por lo general regentando comercios de alimentación, textiles o bazares. Por lo general les suele costar asimilar la cultura española.

Según los datos que obran en poder del Instituto Nacional de Estadística, hay en el país un total de 186.031 chinos. De esa cantidad 91.134 son cotizantes a la Seguridad Social de los cuales algo más de la mitad cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Se trata de la segunda comunidad con más afiliación a la Seguridad Social solo superada por los marroquíes.

Por lo general el autónomo chino se decanta por abrir pequeñas tiendas fundamentalmente de los gremios de alimentación y del textil. A pesar de ello cada vez son más los chinos que abre comercios dónde se vende género textil y bazares de una y mil cosas.

A menudo se dedican a vender productos que se producen en China y que ellos pueden importar fácilmente por tener contactos y familiares en ese gran país asiático. Por lo general el autónomo chino tiene entre 20 y 45 años y cuando su vida laboral termina optan por volver a China para pasar allí su vejez.

Esa tendencia a abandonar España cuando culmina su vida laboral se está acrecentado desde hace ya algunos años como confirma Alfonso Chao, portavoz del Comité para la Integración de los Chinos. Uno de los rasgos más acusados de los comerciantes de origen chino es lo mucho que les cuesta integrarse en la cultura e idiosincrasia españolas.

Las principales zonas de concentración de población de origen chino son la Comunidad de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía. Muchas veces las relaciones de la comunidad de china con sus vecinos españoles no suele ser buena debido a que las diferencias culturales pueden llegar a ser abismales.

Te puede interesar

Escribe un comentario