La resolución de problemas prácticos, una de las asignaturas pendientes

Manos

El último informe PISA ha sido más que claro: la resolución de problemas prácticos es una de las cosas que más se les atraganta a los estudiantes españoles. Si habéis asistido a alguna de las clases que se imparten actualmente, o incluso si estáis en el mundillo, estamos seguros de que no os extrañaréis de esta conclusión. Debemos tener en cuenta ciertas pautas, ya que la educación española no es la mejor del mundo.

En primer lugar, en las clases que se imparten se está sujeto a una serie de contenidos teóricos, lo que significa que pocas veces se practica sobre esos contenidos, algo que limita los estudios de los propios alumnos y no les prepara para situaciones reales. Estamos de acuerdo en que sea necesario estudiar los temarios, pero también es cierto que esos contenidos deben practicarse en la medida de lo posible. Esto también permitirá que los conocimientos se adquieran de una mejor forma.

En otras palabras, la práctica de lo que se estudia no sólo es recomendable, sino también necesaria. Tan necesaria como lo es hacer que los alumnos piensen de forma razonada y lógica, preparándolos así para las diferentes situaciones a las que se enfrentarán en la vida. Un conocimiento ideal y completamente necesario para que se desarrollen intelectualmente.

¿Qué se debería hacer de ahora en adelante? Más que nada, practicar los contenidos que se estudian y hacer que los alumnos piensen mucho para que puedan solucionar por sí mismos los problemas que se encuentren. Estamos seguros de que de esta forma estarán mejor preparados.

Foto | FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario