La Tesis doctoral, ¿vocación u obligación?

Nadie te regala nada, y que te concedan el grado de “Doctor” en tu especialidad es un duro trabajo de investigación que lleva tiempo, mucho tiempo, y esfuerzo. Tampoco es que sea fácil conseguir una Beca para realizar la tesis ya que la nota media exigida suele ser de notable. Pero tampoco hay que pensar solo en negativo, la tesis doctoral es un trampolín a un mejor trabajo (probablemente fuera de España) y un mayor conocimiento en un área concreta.

Un aspirante a doctorando sabe que cuando llegue el momento de plantearse realizar una tesis doctoral le esperarán unos cuantos años hasta poder ver cumplido el sueño de leer su tesis. Lo más complicado no supone escoger a un tutor o la temática sobre la que versará la tesis, lo difícil es planificar la labor de investigación, así como recopilar y organizar todos los datos y elaborar su propio análisis de estos.  El tiempo disponible es decisivo en todo este proceso.  Si te matriculas a tiempo completo dispondrás de un plazo de tres años hasta poder presentarla, en cambio, si optas por dedicarte parcialmente (porque la compatibilices con un trabajo, por ejemplo) a la investigación te permitirán hasta 5 años, máximo, para preparar la tesis.

¿Por qué se ha reducido el plazo permitido de realización de la tesis?. Ha sido a raiz de la aprobación del Real Decreto 99/2011 donde se regula este límite, que queda marcado, además, por el nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, responsable de implementar un límite máximo a los trabajos de investigación (tercer ciclo de los estudios superiores)  para mejorar la competitividad de los estados miembros de la Unión Europea.

Te puede interesar

Escribe un comentario