Las distracciones podrían ser una ventaja

Estudiantes

Siempre que los niños se distraen por cualquier razón, decimos que su aprendizaje se ve interrumpido. Sin embargo, esa afirmación podría ser un poco inexacta. Al menos, por los datos que hemos podido conocer gracias a la Universidad de Brown, dónde se ha hecho una investigación y se ha averiguado que las distracciones, en realidad, no son malas como parecen.

La revista Psychological Science ha publicado un documento en el que se relatan los resultados obtenidos. Al parecer, un aspecto muy importante estaría en que durante el apredizaje el cerebro sería capaz de integrar la división de la atención como una señal que, a la vez, permitiría una mejor recuperación cuando se tiene una parecida. Diciéndolo de una manera más sencilla, los alumnos podrían “acostumbrarse” a estos cambios, sin que las modificaciones fueran tan llamativas.

Si la atención de los estudiantes se divide durante las clases con el recuerdo de una idea motora, sería posible realizarla como si no hubiera habido distracciones. Sería el propio cerebro el que se acostumbraría a la recuperación de las habilidades. Algo así como una copia de seguridad que ayudaría a la mente a, aunque se distrayera, recuperar todos los conocimientos.

Se trata de una solución que ha sorprendido a propios y a ajenos, sobre todo porque antes se creía que las distracciones podían llegar a ser fatales para el aprendizaje, dificultando la adopción de nuevas ideas y los estudios, en general. Parece que ya no volveremos a ver a las distracciones con los mismos ojos. ¿Qué pensáis vosotros?

Te puede interesar

Escribe un comentario