Las novatadas no son éticas

Las novatadas no son éticas

Las novatadas están prohibidas, pero incluso, resulta algo poco ético ejercer poder sobre una persona con una novatada que en esencia tiene muy poco de cómica. Lejos de ser un juego inocente existen novatadas en las que se coarta la libertad de una persona. Con las secuelas psicológicas que pueden llegar a tener estos gestos de ridiculización en el que se utiliza a la persona como instrumento de divertimento en contra de su propio bienestar emocional.

Las novatadas van en contra del compañerismo propio de un entorno tan humano como el de la universidad en donde se enseña a los jóvenes otro tipo de valores. Por ello, al tratarse de un tema de educación, son los padres también quienes tienen que asumir su responsabilidad en este asunto.

125 colegios mayores se han unido para denunciar este tipo de actos, en primer lugar, porque no son juegos de niños y en algunos casos, las novatadas pueden llegar demasiado lejos. Sin embargo, este tipo de actos no se suelen denunciar. Los veteranos realizan novatas a los alumnos de primer curso para permitir su integración en el grupo.

Hace dos años se creó la asociación No más novatadas, llevada a cabo por Loreto González que trabaja duro para que esta situación acabe porque según afirma “en Francia, las novatadas están expresamente recogidas en el Código Penal. Y aquí, ¿vamos a esperar a que ocurra algo más grave?”. El caso de las novatadas muestra que existen tradiciones que a pesar de formar parte de la cultura no son constructivas porque van en contra de la dignidad de un ser humano. El humor es algo muy distinto a herir la sensibilidad de alguien.

En medio del síndrome postvacacional, existen universitarios que centran su mente en un objetivo poco educativo.

Más información – El síndrome postvacacional podría ser un mito

Fuente – El País

Te puede interesar

Escribe un comentario