Las piezas de LEGO quizá te ayuden a hacer un curso

Piezas de LEGO

Las piezas de LEGO pueden llegar a ser juguetes muy divertidos. Pero su utilidad se amplia de formas insospechadas, cuando queremos utilizarlas en serio. Como bien sabéis, este producto nos permite acumular piezas y, de esta manera, construir diferentes tipos de infraestructuras. Pero, ¿y si os dijéramos que sirven para más cosas?

Y es que, según varios estudios recientes, las piezas de LEGO podrían servirnos para estimular nuestra inteligencia y, por lo tanto, ayudarnos en la vida diaria, el trabajo o los estudios. En esto último se incluyen los cursos que muchas veces anunciamos por aquí. Teniendo en cuenta los resultados obtenidos, quién sabe si nos estarían ayudando más de lo que pensamos.

Hablemos de una forma clara. Al utilizar las piezas de la conocida marca de juguetes e interactuar con ellas, en realidad estamos pensando de forma constructiva. Esto significa que nos estamos ayudando a nosotros mismos a saber solucionar problemas, actuar de otra manera y, por supuesto, ejecitar nuestra memoria. Sería algo así como hacer ejercicio, pero con el cerebro.

¿Significa esto que las piezas de LEGO son importantes para estudiar? No exactamente. Lo que queremos decir es que jugar a este tipo de juguetes puede ayudarnos de diferentes formas. En general, se ejercita la mente, permitiéndonos así, por ejemplo, hacer cosas de diferentes maneras, pensar mejor, o incluso memorizar mejor lo que estemos estudiando. Se trata de utilidades que serán muy interesantes.

Si tenéis piezas de LEGO, nos gustaría recomendaros que eches una partida. No sería extraño ver alguna mejora en la calidad de vuestros estudios.

Más información – Antes de trabajar, es mejor hacer un curso

Te puede interesar

Escribe un comentario